No debe Perderse 









Castro está situado en la falda meridional de la Sierra de Filabres, cuya personalidad irradia a distintos pueblos almerienses, enclavados entre sus recónditas y esteparias cimas. El caminar histórico y la vida cotidiana de Castro se encuentran totalmente vinculados a la Sierra, a sus riquezas y al trabajo de unos hombres y mujeres curtidos en la necesidad, pero firmemente arraigados al encanto de su pueblo.
Una Sierra cuyo perfil y perímetro han necesitado el cincel milenario del viento, del sol y de las aguas para esculpir y trazar una de las más bellas siluetas naturales de la provincia de Almería.
Desde sus altas cumbres se divisan los históricos pueblos de Tabernas y de Gérgal, se da vista a la ciudad de Almería y al Mediterráneo entre las sierras de Alhamilla y de Gádor, sus aguas llevan la riqueza por el Norte a las vegas de los pueblos del Almanzora y de su seno se extrae el extraordinario mármol blanco que tanto nombre ha dado a lo largo de la historia a nuestras tierras almerienses.


"Vista General"






 
Entidad Gestora del Convenio Marco de la Red Provincial